El turismo micológico está ganando cada vez más adeptos. Ir al campo, dar un paseo y llenar una cesta de deliciosas setas atrae cada vez a más personas que quieren encontrar una forma de desconectar de sus rutinas.

Una vez recolectadas las setas, nos esperan otros pasos igual de interesantes: cocinarlas y por supuesto, comerlas.

Existe una gran variedad de recetas con setas riquísimas, hoy os traemos ésta que une dos productos muy de nuestra tierra: las setas y los garbanzos. Es un plato muy nutritivo y sencillo de preparar.

Arroz con garbanzos y setas

Ingredientes para dos personas:

  • 200 gr de arroz redondo.
  • 75 gr de garbanzo pedrosillano cocidos.
  • 100 gr de setas frescas.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 pizca de azafrán.
  • 375 ml de caldo de cocido.
  • aceite de oliva.
  • sal.
  • perejil fresco.
  • 1 hoja de laurel.

Lamina los ajos y rehógalos con un poco de aceite en una sartén hasta que se doren.

Incorpora el arroz y sofríelo todo junto durante 2 minutos.

Pásalo a una cazuelita de barro y añade los garbanzos cocidos, la hoja de laurel y las setas, si son muy grandes trocéalas un poco.

Echa el caldo de cocido, sazona y añade el azafrán.

Introduce la cazuelita en el horno, previamente precalentado, a 200º con calor arriba y abajo durante 15 minutos.

Saca la cazuelita y tápala mientras reposa, con un paño seco si el arroz está húmedo o con un paño húmedo si el arroz está seco y un poco tostado por arriba.

Decora con el perejil picado y a la mesa.

¡¡Buen provecho!!